Corpitol y los Ácidos Grasos Hiperoxigenados: Avances en el Cuidado de la Piel

La Importancia de la Piel: Más que una Barrera

La piel, siendo el mayor órgano del cuerpo humano, desempeña un papel crucial como barrera defensiva entre el individuo y su entorno. Está compuesta por tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis, siendo esta última la más profunda.

Las funciones de la piel abarcan diversas áreas:

         – Protección contra agentes externos, incluidos rayos UV, frío y traumatismos.

         – Regulación de la temperatura corporal.

         – Secreción de sudor y sebo.

         – Metabolismo y reserva, como la síntesis de vitamina D.

         – Percepción táctil, de temperatura, presión, dolor, picor y hormigueo.

         – Comunicación social a través del color, olor, rubor y sudoración.

Desafíos del Envejecimiento Cutáneo y las Úlceras

Con el paso del tiempo, la piel envejece y se vuelve más frágil. Signos como la pérdida de sensibilidad, la sequedad o la picazón, son comunes en las personas de edad avanzada, así como lo son la insuficiencia venosa, el pie diabético o las úlceras por presión.

Estas patologías añadidas al envejecimiento cutáneo pueden desencadenar en úlceras provocando retrasos en la curación, complicaciones y, en consecuencia, pérdida de la calidad de vida. Lesiones que pueden progresar a través de diferentes estadios si no se tratan a tiempo, lo que puede llevar a la destrucción de tejidos más profundos, como músculos y huesos.

Uno de los pilares fundamentales en la prevención de úlceras, es mantener la piel íntegra y en las mejores condiciones para evitar el desarrollo de heridas. Esto es lo que consiguen los ácidos grasos hiperoxigenados (AGHO).

Ácidos Grasos Hiper­oxigenados: Innovación en el Cuidado Cutáneo

Los ácidos grasos hiperoxigenados (AGHO) son productos que contienen ácidos grasos esenciales, elementos que no pueden ser sintetizados por el organismo y deben incorporarse de forma exógena, principalmente a través de la alimentación o por vía tópica. Estos productos, derivados de ácidos grasos esenciales, han demostrado ser efectivos en la prevención de úlceras al mejorar la hidratación, elasticidad y resistencia de la piel frente a agresiones externas.

Estos ácidos grasos esenciales son fundamentales para la salud de nuestra piel:

       – Refuerzan la función barrera de la piel evitando la deshidratación.

       – Hacen de función estructural de las membranas (integridad).

       – Contribuyen a la disminución de la pérdida de agua y aseguran la capacidad de la piel                 para aglutinarla.

       – Regulan la inflamación: Intervienen en la síntesis de prostaglandinas (efecto                                  vasodilatador y miorrelajante).

Muchos problemas de piel, como la sequedad cutánea, la pérdida de elasticidad, resistencia, etc. están estrechamente relacionados con una de las principales funciones de la piel: su función barrera.

Esta función está directamente relacionada con el contenido de ácido linoleico en la piel, haciendo de este ácido graso, el ácido esencial más importante para mantener la integridad cutánea.

El ácido linoleico, además, mantiene la permeabilidad de la barrera cutánea y previene la deshidratación por la pérdida de agua transepidérmica. La disminución de este ácido graso esencial, debido mayoritariamente al paso de los años, está estrechamente relacionada con la integridad de la barrera epidérmica.

Urgo Medical ha desarrollado Corpitol, marca de productos elaborados a partir de ácidos grasos hiperoxigenados (AGHO) para el tratamiento, oxigenación y cuidado de la piel.

Gama de Productos Corpitol

Corpitol cuenta con diferentes gamas de producto, según la necesidad de los pacientes:

Corpitol Aceite

Es un aceite de uso tópico compuesto de ácidos grasos esenciales (de los cuales el mayor porcentaje es ácido linoleico) y perfume de anís.

Es un aceite que ofrece grandes beneficios como:

            – Restaurar la película hidrolipídica protectora de la piel.

            – Fortalecer, aliviar y proteger la piel de las zonas de riesgo.

            – Optimizar la renovación de las células de la epidermis.

Está indicado para:

             – La prevención de las lesiones por presión (UPP).

             – Cuidado y prevención del eritema reversible de la piel causado por presión, fricción y                       cizalla.

             – Para cuidar y aumentar la resistencia de la piel neoformada una vez cerradas las                             úlceras.

Las lesiones cutáneas asociadas a la dependencia se generan como resultado de la condición propia del ser humano, cuando este pierde de forma permanente o transitoria su autonomía y capacidad para realizar acciones de autocuidado, así como las actividades básicas de la vida diaria.

Las úlceras por presión surgen cuando se compromete la integridad de la piel debido a una presión o fricción prolongada, especialmente en áreas donde hay prominencias óseas.

El modo de aplicación es muy sencillo:

            – Realizar una única pulverización en la zona de la piel en riesgo, en función de la                                localización (talones, región sacra).

            – Extender suavemente con la yema de los dedos durante aproximadamente un minuto,                  sin masajear ni frotar para evitar daños en la piel.

            – Repetir sobre las áreas en riesgo tantas veces como considere necesario (normalmente                 3 y 4 veces al día).

Corpitol Aceite tiene estudios que avalan su superioridad:

El estudio GIPPS (2004) sobre la prevención de las úlceras por presión en pacientes ancianos hospitalizados, la incidencia de úlceras por presión en la pelvis fue un 40% menor en los pacientes que recibieron CORPITOL que en los que no recibieron agentes tópicos o recibieron otros.

Referencia: Meaume S, Colin D, Barrois B, Bohbot S, Allaert FA. Prevención de la aparición de úlceras por presión en pacientes ancianos hospitalizados. J Wound Caro. 2005 Feb; I4(2):78-82

Está disponible en 2 formatos:

        – 20ml

        – 50ml

Corpitol Leche y Emulsión

Es una emulsión de aceite elaborada con ácidos grasos esenciales y perfume de pomelo.

Ofrece grandes beneficios como:

      – Hidratación: reduce la sequedad cutánea.

      – Regeneración: estimula la renovación de las células epidérmicas.

      – Protección: refuerza la barrera epidérmica y mantiene la firmeza cutánea.

      – Estimulación de la microcirculación epidérmica.

Está indicado para:

      – Dermatoporosis: Pieles envejecidas, secas, desvitalizadas, frágiles y escamosas.

      – Pieles con riesgo de recidivas: Piel hipovascularizada y frágil.

      – Para cuidados: Aumenta la resistencia de la piel neoformada una vez cerradas las úlceras.

      – Mejorar las atrofias cutáneas de la insuficiencia venosa.

      – Piel perilesional de las úlceras vasculares: Dermatitis ocre, eritema, piel eczematizada.

      – Como tratamiento: Para las alteraciones de la hidratación cutánea con sequedad, fisuras             e hiperqueratosis localizada sobre todo en pacientes diabéticos.

El modo de aplicación es muy sencillo:

Aplicar una capa fina sobre la zona afectada. En caso de úlcera en pierna, aplicar en la piel perilesional de la úlcera (es decir, la piel en torno a la úlcera).

Extender suavemente con la punta de los dedos sobre la zona de la piel afectada sin masajear ni frotar para no dañar la piel delicada.

Repetir de 2 a 3 veces al día.

Corpitol Leche y Emulsión tienen estudios que avalan su superioridad:

El estudio CORPUS sobre la mejora de las pieles perilesionales en pacientes con úlceras venosas con eritema e hiperqueratosis, demuestra que en aquellas úlceras tratadas con CORPITOL, desaparecieron totalmente en el 40% y 50% de los casos respectivamente.

Además, se vio una mejora significativa de las pieles perilesionales en un 88% de los casos.

Referencia: Tormo Maicas V, Rochina U. Emulsión de ácido linoleico sobre la piel perilesional de úlceras venosas. Rev ROL Enf 2008; 31(4):266-272.

Los formatos disponibles son:

      – 40gr para Leche

      – 100ml para Emulsión

En conclusión, Corpitol y los ácidos grasos hiper­oxigenados representan una innovación significativa en el cuidado de la piel, ofreciendo beneficios tangibles para la salud y el bienestar dermatológico. Con una gama de productos diseñados para abordar una variedad de necesidades cutáneas, Corpitol continúa siendo una opción de confianza para aquellos que buscan mantener una piel saludable.

Redactado por: URGO Medical

 
Recientes

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Para estar al día de todas las novedades.

¿Quieres ser patrocinador Anedidic?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *